fbpx

Bodas 2020 afectadas por el Coronavirus

 In Bodas

 

Son muchas las bodas 2020 afectadas por el Coronavirus y las parejas estáis pasando unas semanas complicadas, donde las dudas de no saber qué hacer y la incertidumbre de qué pasará os inunda la cabeza. Eso mismo les a ha pasado a muchos de mis novios.

He pensado que compartir las experiencias de cómo están viviendo la situación algunos de mis novios porque os  puede servir de gran ayuda para ver  que todo tiene solución. Y gracias a que tengo unos novios súper bonicos  que no han dudado ni un segundo a compartir su experiencia.

Os recuerdo que podéis consultar el post de la semana pasada de Cancelar o aplazar la boda por el Coronavirus

 

Sebastien y Alicia

 

Sebastien es de Francia Y Alicia de Murcia, pero viven en Suiza y la mitad de sus invitados, entre amigos y familiares vienen desde allí

 

Nos contáis un poquito de vosotros

Nos conocimos en el trabajo. Para mí (Alicia) fue amor a primera vista, como en las películas. Fue la primera vez que me pasaba algo así, estuve segura desde el minuto uno.

Para él, (Sebastien) no fue exactamente un flechazo jajajaja. Pero no tardé mucho en convencerlo.

Vivimos juntos en Suiza desde hace tres años y podemos decir que nuestra relación se basa en un cariño infinito que nos demostramos a diario, mucha comprensión y apoyo mutuo en todo.

Si bien es cierto que no somos almas gemelas (concepto muy aburrido), no pensamos que nos haga falta serlo para ser felices. Somos más bien polos opuestos, y ya sabéis lo que se dice de los polos opuestos.

 

¿Cuál es vuestra situación actual?

De espera. Por suerte, gracias a la ayuda de Sabela, lo que está en nuestra mano, está controlado.

 Lo demás, solo queda esperar la evolución de los acontecimientos.

 

¿Cómo estáis viviendo esta situación actual de incertidumbre?

Lo llevamos regular como es lógico. Es humano no estar bien por todo lo que está sucediendo.

Al principio, cuando empezamos a darnos cuenta de que el 4 de Julio no esta tan lejos como pensábamos y de la gravedad de la situación nos costó mucho “hacernos el cuerpo”. Pasada esa etapa de negación, lo único que queda es ser positivos y buscar soluciones. Y eso es lo que estamos haciendo.

 

¿Qué os lo que más os preocupa ahora mismo?

Todo lo que tenga que ver con el bienestar de los invitados. Por ejemplo, muchos tienen ya sus vuelos para la fecha prevista inicialmente y si al final no se puede celebrar la boda ese día, deberán cambiar los billetes con el gasto que eso conlleva. También nos preocupa que tengan miedo a venir y ser contagiados o que algunos directamente ni vengan.

¿Qué medidas habéis tomado respecto a la organización de la boda?

De momento hemos reservado una segunda opción de fecha varias semanas después de la fecha inicial para ser precavidos. También estamos empezando a ver la disponibilidad de nuestros proveedores en el caso de que haya que cambiar.

 

¿Cuál es vuestro plan B?

Cambiar de fecha. Habíamos hasta contemplado el cambiar de sitio pero al final hemos decidido adaptarnos un poco más a las disponibilidades del hotel en el que vamos a celebrar la boda.

¡Abrir la mente y adaptarse es fundamental! ¿Qué motivos os llevaría a posponer la boda?

Si debemos posponer será por motivos relacionados con los vuelos para la fecha del evento (la familia de mi chico es francesa, y algunos de nuestros amigos viven en Suiza) e incluso con los vuelos semanas previas al evento ya que aún no hemos hecho la prueba del menú , mi vestido está a medio confeccionar y necesito probármelo.

También, obviamente, por las restricciones que imponga el gobierno y porque o bien nosotros o alguien de nuestras familias este gravemente afectado por el virus, cosa que no es el caso aún. ¡Crucemos los dedos!

 

¿Os habéis planteado en algún momento cancelar la boda?

No, eso nunca. Mover la fecha sí, claro, pero no anular.

 

 ¿Cuándo vais a tomar la decisión de aplazar la boda y por qué?

Tomaremos decisiones un poco más adelante cuando tengamos una visión más clara de la evolución de la situación.

El hotel nos permite esperar hasta dos semanas antes, pero nosotros decidiremos lo más pronto posible porque son muchas cosas que gestionar y sobre todo porque nuestros invitados deben tener el tiempo suficiente de realizar cambios en los billetes, pedirse algún día en el trabajo en el caso que sea necesario y todo lo demás.

 

¿Qué consejo daríais a otras parejas  que están en vuestra situación?

Estar pasándolo mal por la incertidumbre es normal. La mayoría de parejas tenemos nuestra fecha desde hace mucho tiempo reservada y es doloroso ver que quizás ya no sea posible celebrar la boda ese día en concreto.

Pero es importante pasar ese estado de duelo, cambiar el chip y buscar opciones con positivismo y recordar que nos casamos por amor a nuestra pareja y una fecha al final, si lo pensamos bien, es solo un detalle.

 

¿Recomendaríais a otras parejas una wedding planner para la organización de una boda?

Como he dicho antes, una fecha es solo un detalle y “desdramatizar” el cambio de fecha es fundamental.  Pero realizar el cambio conlleva una cierta organización y reactividad. Por eso, los servicios de una weeding planner, en esta situación de crisis pueden ser de una ayuda muy muy valiosa.

En nuestro caso, al vivir fuera y estar muy ocupados a nivel laboral ambos, se nos hacía imposible organizar todo solos y a distancia. Y ahora visto lo visto, se agradece el doble contar con este apoyo.

Sabela, en todo momento nos ha transmitido una energía súper positiva y mucho cariño que en esta situación es de lo que más se agradece junto con una gran eficacia a la hora de buscar alternativas. Se lo agradeceré siempre J.

 

 

José Ángel y Laura

 

Contadnos un poco vuestra historia. 

Nosotros nos casábamos el 16 de Mayo de 2020 y lo teníamos casi todo preparado a falta de ultimar los detalles hasta que nos vimos envueltos por la situación del COVID-19 y aunque al principio no contemplamos la posibilidad de que pudiera afectar a nuestra boda….con el paso del tiempo nos dimos cuenta que sí que iba a afectar y teníamos que buscar una solución alternativa para cubrirnos ante una posible suspensión.

¿Cuál es vuestra situación actual?

 Ahora mismo hemos aplazado la boda y, como no queríamos cambiar ni el sitio ni el proyecto que habíamos montado, tuvimos que elegir entre los días que quedaban libres. Al final la boda se ha pasado al día 16 de Octubre, viernes.

 ¿Cómo estáis viviendo estos momentos de incertidumbre?

 Las primeras semanas fueron más difíciles por esa incertidumbre, una vez que ya decidimos aplazar la boda nos tranquilizamos bastante porque aún falta mucho tiempo para la celebración y esperamos no tener problemas.

¿Qué es lo que más os preocupa ahora mismo? 

Lo que más nos preocupa es que esta situación se alargue mucho en el tiempo y tanto el virus como las medidas que se impongan por las autoridades nos afecten a nuestra boda.

¿Qué medidas estáis tomando respecto a la organización de la boda?

 La principal medida que hemos adoptado ha sido la de aplazarla para el mes de octubre y 

así dar más tiempo a que toda esta situación vuelva a la normalidad.

 ¿Cuál es vuestro plan B?

 Nuestro plan B desde el principio ha sido el plantear diferentes fechas para paliar en la medida de lo posible los efectos de esta situación.

¿Qué motivos os llevaría a posponer la boda?

 El motivo que nos llevó a posponer la boda fue principalmente el virus, no tanto en sí por su incidencia en esas fechas si no por las restricciones del Estado para esas fechas que suponemos serán severas.

¿Os planteasteis en algún momento cancelar la boda?

 Cancelar no, posponer sí.

¿Cuándo vais a tomar la decisión de aplazar la boda y por qué? 

La decisión la tomamos cuando nos dimos cuenta que la situación no iba a ser la idónea para disfrutar del día de nuestra boda, ya que en el caso de que dejaran celebrarla la gente iba a seguir con el miedo metido en el cuerpo y no íbamos a disfrutar tanto el día.

¿Qué consejo darías a otras parejas  que están en vuestra situación? 

El principal consejo que le daría a las parejas que están en nuestra situación es que actúen rápido y se «cubran las espaldas» en cuanto a posibles fechas para la celebración de la boda. Lo importante de ese día no es que sea antes o después, o como lo tenías pensado o no, si no disfrutarlo porque es una vez en la vida…así que lo mejor es que sea cuando sea se disfrute del gran día.

¿Recomendaríais a vuestros amigos los servicios de una Wedding planner?

Sin duda, una Wedding Planner es una figura que te ayuda en todos los aspectos de la organización de tu boda. Te sirve para ahorrar muchísimo tiempo en la organización del evento en todos los aspectos, que son muchos, y además, hace que ese día te centres sólo en disfrutar ya que es ella quien se encarga de que todo salga como lo previsto, con lo cual, no tienes que pensar nada más que en disfrutar de tu día.

 Para nosotros una Wedding Planner no tiene precio. 🙂

 

Espero que estos testimonios de novios que como vosotros están afectados por esta situación os ayuden.

 

TODO VA A SALIR BIEN.

Sabela Gómez

info@sabelagomez.com

Bodas unicas en fincas de murcia by Sabelagomez & MiriamalegriaCelebración boda 2020
1
Hola
¿En qué puedo ayudarte?